amalgama

«Se me acumulan proyectos colectivos en este momento de aislamiento autoimpuesto. El mundo me duele tanto como de costumbre, solo que ahora no soy capaz de mirarlo, me desgarra cada atisbo de noticia, de actualización de la desgracia.

Lo cierto es que ahora mi mayor dicha se centra en la pequeña magia de la colocación de los objetos en busca de un lugar armónico, cada día una nueva forma en la anterior, una nueva hoja en una planta, ceniza sobre la mesa. Se me acumulan objetos existentes y en el mundo de los posibles, las posibles cartas a las personas amadas que están lejos. Y sin embargo hoy no puedo ver a nadie.’